Tu pagina de inicio en Ojovolador.com Noticias y actualidad en el mundo del parapente Noticias de Paramotor y paratrike.
Articulos, tests, seguridad, técnica, relatos.
Galerias, Diseños, fondos de escritorio...
Camisetas
Donde aprender, escuelas y vuelos en biplaza
Cabecera Joanna
... . . . . . . . . . Entrevista realizada por © Ojovolador.com. Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio, salvo expresa autorización de Ojovolador.com

JoannaJoanna
En la PWC de Chelan, donde Joanna ganó entre las mujeres. En palabras de Nick Greece, 2º en la general, "una tremenda competición con vuelos épicos en seis de los siete días. Verdaderamente, un evento increíble para participar y la primera PWC en los Estados Unidos en 18 años, creo. Fue fantástico tener tantos pilotos extranjeros disfrutando de uno de los sitios de vuelo clásicos de Norteamérica". Joanna

-Cuéntanos más sobre la PWC de Chelan, el lugar se ve increíble en las fotos, ¿cómo fue?
La competencia en Chelan fue alucinante por todas las horas que volamos, el paisaje casi lunar y los recorridos que hicimos. La térmica del despegue era un poco incómoda por no ser sólida y por ser turbulenta. Luego del despegue debíamos cruzar el río para ir al llano y si no se cruzaba alto, podías pasar un mal rato tratando de remontarte al borde de la meseta. Afortunadamente, Nicole McLearn de Canadá me dio ese dato el día de entrenamiento así que nunca me arranqué baja del despegue. El principio del llano era un poco difícil porque las térmicas no estaban bien formadas, pero bastaba con tomar un poco de altura para adentrarse un poco más al llano y ahí empezaba lo bueno.
Las térmicas eran fuertes, pero se sentían más fuertes de lo que indicaba el vario. Subimos alto, a veces hasta 3700 msnm y el aire era frío y seco, así que la visibilidad era increíble. Hubo días en que las transiciones eran bastante movidas, así que no me sentía cómoda para acelerar mucho.
El lugar funcionó muy bien durante la semana y las térmicas eran bastante fáciles de conseguir si se sabe leer el terreno y gracias a los intimidantes dust-devils que se veían por todos lados.
Disfruto mucho volar en llano y procuro mantenerme alta para volar más tranquila. Las dos primeras mangas hice gol y cuando pararon la tercera, estaba muy alta y creo que me hubiera podido acercar bastante al gol o haber llegado. Los últimos tres días el viento subió mucho y se me hizo imposible llegar a gol por no poder pelear contra el viento. El cansancio me afectó un poco porque había perdido la costumbre de volar todos los días tantas horas, pero aún así no me rendí y seguí volando.

JoannaJoannaJoanna

+Info: www.joannaenvuelo.com
*Sigue a Joanna en su página de Facebook

Flamante ganadora de la PWC de Chelan, EE.UU, y campeona de América del más exigente circuito de competición en parapente, esta piloto venezolana pasa por el mejor momento de su carrera voladora desde que despegara por primera vez los pies del suelo hace 10 años en El Jarillo, una zona de montaña en Venezuela. Como muchos pilotos, ella soñaba con el vuelo desde niña y a los 17 años ya estaba decidida a volar parapente, pero tuvo que esperar hasta cumplir 21 y tener el dinero suficiente para pagarse el curso ya que sus padres no lo aprobaban – aunque hoy están entre sus principales fans. En 2002 y convencida por su amigo Larry Pino, participó por primera vez en una competición en Loma Lisa con la idea de que le ayudara a mejorar en el vuelo de distancia, que era lo que le gustaba. Dice que la experiencia fue un poco frustrante por su poca experiencia y por la vela que llevaba, “pero me gustó el tema de la competencia y no he dejado de participar en los eventos en Venezuela desde entonces”. A los eventos nacionales pronto se sumaron campeonatos internacionales en Colombia o Brasil, y el salto al viejo continente donde ya ha pisado varios podios. Tras superar su propio record de distancia nacional, Joanna conseguía convertirse en campeona del XC Open Series en 2008 y al año siguiente, en campeona femenina de la PWC de América – título que ha revalidado este año tras una excelente competición en Chelan. Recién de regreso en casa y ya preparándose para viajar a España para el Open Femenino de Ager, a fines de agosto, Joanna nos contestó las preguntas de esta entrevista.

-¿A qué atribuyes que ahora estés entre las mejores pilotos del mundo y ganando competiciones importantes como las de la PWC?
Creo que ha sido una combinación de amar el vuelo, constancia y el fogueo que he tenido en los últimos años en las Copas del Mundo. Cuando empecé a competir en las copas del mundo me sentía bastante frustrada por volar con un ala serial y perder a todo el mundo de vista, pero entendí que debía trazarme mis propias metas y volar a mi ritmo. Aún con un ala de competencia, me sentí al principio con menos nivel, pero dejé de tomarme las cosas tan en serio y disfrutar un poco más y ha funcionado. También trato de leer cualquier cosa que me pueda ayudar y conversar con los buenos pilotos, aunque no todos comparten sus secretos.

-¿Cómo te sientes con tus recientes triunfos?
Los primeros lugares en el campeonato español [y Open de Ager] y la copa del mundo en Chelan han sido muy satisfactorios. ¡Estoy muy contenta y todavía no me lo creo!
Siempre había querido estar en un podio en una copa del mundo y a medida que fue avanzando la semana en Chelan y vi que el primer lugar era factible me sentí un poco presionada, pero traté de que cada día fuera como empezar de cero y de disfrutar al máximo.
Este año pensé en no volar copas del mundo por mis malos resultados del año pasado, pero decidí seguir intentando y valió la pena.

Joanna Di Grigoli
Joanna, exprimiendo su lado más coqueto para una revista

-¿Qué es lo más difícil de competir en parapente?
Creo que lo más difícil es controlar la parte mental. En lo personal se me hace difícil concentrarme en el vuelo y la competencia cuando algún aspecto de mi vida no está bien, en especial cuando las condiciones están difíciles o muy técnicas. A veces la presión también me afecta. El tener marcas importantes [como sponsors] me ponía un poco de presión, pero afortunadamente ellos entienden que no siempre puede irme bien y eso me ha ayudado bastante.

-¿Cuál ha sido la mejor experiencia que has tenido compitiendo en parapente y cuál la peor?
Este año en el Abierto Andes en Mérida, Venezuela, tuvimos la oportunidad de volar en la cordillera donde se encuentra el Pico Bolívar. Colocaron la segunda estación del teleférico como baliza y aunque fue difícil hacerla, fue impresionante sobrevolarla y ver el Bolívar desde tan cerca… quería seguir girando la térmica y acercarme, pero, tenía que seguir con la manga.
Una de las peores experiencias fue en Valle de Bravo durante el mundial de 2009. El primer día estaba muy bien ubicada en el start y pisé el acelerador para empezar a correr, pero aún con el acelerador a fondo, empecé a ver como todos me alcanzaban y me pasaban hasta que me quedé con un grupo pequeño de alas seriales… esto pasó todos los días.

-¿Y el lugar más alucinante donde has volado?
Creo que cada lugar es único y espectacular, pero el que más me ha impresionado ha sido Castelo en Brasil por las inmensas rocas de granito. Lo bauticé ‘Parque Jurásico’.

-¿Cómo te sientes de ser una mujer en este mundillo predominantemente masculino?
La verdad es que a veces hasta se me olvida porque los muchachos comparten conmigo por igual y lo disfruto. A veces siento que nos consienten mucho porque siempre hay alguien que quiere ayudarla a una con el lastre o te buscan siempre un puesto en las recogidas, pero me gusta saber que hay caballeros dentro del vuelo.
En el campeonato de España de este año hicimos un gol en Berga y fui la única mujer en llegar. Entre el compartir se me olvidó ese detalle hasta que un piloto dijo: “Joanna, tienes un autobús lleno de hombres para ti”, me pareció gracioso.
La parte que me parece dura es la toma de decisiones porque los hombres arriesgan más y toleran mejor las condiciones difíciles (mucho viento, turbulencia, etc). A veces veo a pilotos ir a ciertos lugares o acelerar a fondo en condiciones turbulentas y ahí me siento en gran desventaja porque no arriesgo tanto.
En las térmicas hay que olvidarse de debilidades y siento que a veces tengo que ser un poco agresiva para no perder núcleos y subir rápido, así que trato de ponerme a la par de los hombres.

-¿Tienes alguna meta en mente para el futuro próximo, algo más que te gustaría lograr?
Este año me gustaría lograr una buena posición en la Súper Final de la PWC y también tengo planeado ir a Ceará en Brasil para intentar romper el récord mundial. A largo plazo, quiero seguir compitiendo y disfrutar todo lo que implica competir, como lo es viajar y conocer lugares y gente increíbles.

-Te vemos compitiendo en diversos lugares del mundo durante el año, ¡no paras! ¿Cómo haces para poder viajar a tantos sitios y competir en tantos campeonatos?
Este año ha sido muy bueno para mí porque mis patrocinadores principales, Ford y Cantv, me han apoyado como nunca y he podido viajar para seguir la PWC y otras competencias. Soy traductora a destajo y gracias a Internet, puedo llevar mi trabajo cuando voy de competencias, así que siempre viajo con mi computadora. Sin embargo, este año competir y representar a mis patrocinadores se ha convertido en mi trabajo principal y la traducción ha pasado a un segundo plano. Cuando estoy en casa, sigo con mis traducciones y hago biplazas, pero también debo trabajar en hacer prensa para las marcas. Tengo que redactar noticias, seleccionar fotos, editar videos y hacer apariciones en sus eventos y en los medios de comunicación para poder darles el retorno que se merecen.

-Por último ¿cómo llevas compatibilizar la vida personal con la vida de piloto de competición de alto nivel?
Mi familia me apoya muchísimo y son mis mejores fans, están orgullosos de mí y me lo dicen todo el tiempo, así que no me puedo quejar. Cuando estoy en competencia me ayudan con mis diligencias en Venezuela y les encanta remitirle mis noticias al resto de la familia y amigos.
Hasta ahora sólo he podido llevar al aire a mi padre y mis dos hermanos. Lo disfrutaron muchísimo y entendieron de qué se trata esta pasión y estilo de vida.
Las relaciones de pareja han sido difíciles de combinar con el vuelo y las competencias, en especial cuando la persona no comparte el parapente al mismo nivel que uno. Sin embargo, sé que habrá alguien que viva el vuelo con la misma intensidad que yo y compartamos las mismas metas personales y de vuelo.
Es bueno ser una minoría en un deporte dominado por hombres.

Publicado el 24 de Agosto de 2010

Todos los contenidos publicados en Ojovolador.com, ya sean textos o imágenes,
pertenecen a Ojovolador.com y su copia y reproducción en cualquier otro medio (prensa, web, foros, etc.)
está prohibida, salvo autorización expresa de Ojovolador.com e incluyendo los créditos
y enlaces correspondientes a Ojovolador.com (contáctanos por email).

© Ojovolador 2002-2010 Todos los derechos reservados.
Por favor respeta los derechos de propiedad intelectual de nuestro trabajo.

Ojovolador.com, Pedro Bernardo, Ávila, 05470, España. Tel. +34 920387413