Tu pagina de inicio en Ojovolador.com Noticias y actualidad en el mundo del parapente Noticias de Paramotor y paratrike.
Articulos, tests, seguridad, técnica, relatos.
Galerias, Diseños, fondos de escritorio...
Camisetas
Donde aprender, escuelas y vuelos en biplaza
Test de Parapente

Hace una década que no veíamos un instrumento de vuelo libre verdaderamente novedoso; los primeros Brauniguer Competition fueron revolucionarios al poder conectarse a un GPS, normalmente un Garmin 12, un MLR o similar, y ofrecerte tu velocidad y planeo reales. Luego llegaron los instrumentos integrados, como el Aircotec Top Navigator, un poderoso vario que te ofrecía mapa de térmicas o gráficas que te permitían derivar mejor con viento. Desde entonces las principales marcas acostumbran introducir pequeñas evoluciones temporada tras temporada, como carcasa nueva, nueva pantalla monocromática o más velocidad de respuesta, aunque en realidad no hemos visto un verdadero salto cualitativo. El C-Pilot Pro llegó pisando fuerte en este sentido y seguramente abre una puerta por la que también tendrán que pasar el resto de fabricantes, al ofrecer una gran pantalla a color, la posibilidad de cargar mapas para navegar en vuelo (y orientarse en tierra) o la posibilidad de personalizar gran parte de los parámetros –desde el sonido a lo que queremos ver en pantalla, pasando por la polar y rendimiento de tu parapente. Entre sus características podemos destacar su pantalla táctil extra-grande de 5.7”, o su potente procesador que ejecuta un sistema operativo basado en Linux sobre el cual se ejecuta una versión especial del Programa “Competition Pilot”, un sofisticado software de competición para vuelo libre, 100% configurable: sonido del vario, polar de tu ala, diferentes pantallas: planeo, térmica, punto de inicio… todo ello en una carcasa de 15.4 x 13 x 3.5 cm y 610gr. Un aparato ciertamente grande y algo pesado, unos 100gr más que el típico vario-GPS de competición.
El paquete incluye: el instrumento, cargador, cable USB y una bolsita de protección. Las instrucciones de uso las encontré en la web del fabricante en inglés e italiano. El instrumento está “traducido” al español y el funcionamiento de navegación y menús resulta intuitivo.
El “paquete” se me hizo un poco escueto pero también es cierto que el aparato impone, es grande, aunque tiene una enorme pantalla y el tacto y acabados resultan agradables.

 Al final de este video podemos ver como se configura el cpilot y algunas de sus funciones.

Fijación
En la parta inferior lleva un velcro “macho” extrafuerte para que lo pongas en tu porta instrumentos; cuenta con rosca para poner un tornillo y asegurarlo pero vino sin dicho tornillo y éste resulta difícil de encontrar así que yo aseguré el mío con uno de los tornillos laterales que cierra el instrumento, con un suspente fino sin funda.

Altivario
El C-pilot cuenta con un sensor barométrico ultrasensible: las indicaciones visuales y auditivas son precisas y sin retardo. De hecho conviene programarle un retardo en la respuesta para que no pite ante cualquier meneo y fluya mejor. Además tiene detalles interesantes como que al encender el aparato el altímetro se calibra automáticamente con el GPS. Creo que al altivario del C-Pilot Pro juega en primera división.

GPS
Recibe hasta 51 canales y hace un muestreo de 5 puntos por segundo, la recepción de satélites es muy buena incluso con el cielo encapotado y nuboso. Las lecturas en pantalla son inmediatas: aceleras e inmediatamente puedes ver los cambios en la velocidad.

Visibilidad de la pantalla
La pantalla se ve bien, tiene un contraste suficiente aunque cuando el sol le da en determinado ángulo puede llegar a molestar y tienes que ladear la cabeza. Sin embargo, podría decir que aunque las pantallas monocromáticas efectivamente tienen mejor contraste y visibilidad, las mejoras que aporta esta pantalla en cuanto a resolución, color e interfaz táctil hacen que supere de largo a todo lo visto hasta hoy.

Duración de la batería.
Este instrumento cuenta con un sensor de luminosidad para graduar la luz de la pantalla y ahorrar energía cuando se pueda, yo por mi parte lo volé al máximo de contraste y luminosidad además de volar con el sonido del vario bien alto. Así, la batería me duró unas 8 horas. En modo “economizador” puedes superar tranquilamente las 12 h.
En caso de necesidad, a medio vuelo se puede bajar el volumen y la luminosidad de la pantalla.
La batería se carga mediante el puerto USB y, para indicar que se está cargando, la pantalla parpadea.

Pantalla Táctil.
Funciona bastante bien, incluso con guantes gordos puedes navegar por los menús, eso sí con cierta adaptación. Al principio no terminaba de activar un botón situado en una esquina, pero me di cuenta que presionando de forma seca y directa conseguía activar los botones todas las veces a la primera. No tuve problemas para usar el C-Pilot Pro en vuelo y, de hecho, cambié cosas y estuve navegando por los menús durante mis vuelos.

Uso y manejo.
Tras encender el C-pilot nos encontramos un sistema basado en menús, con botones grandes y un sistema comprensible. Cualquier persona que sea capaz de trabajar con un ordenador y escribir un documento en Word debe ser capaz de navegar y personalizar su C-Pilot Pro sin dificultad.

Comunicaciónes
Bluetooth, USB 2.0 y serial RS232 con jack de 2,5mm.
Subir las balizas a tu C-Pilot Pro es tan simple como conectar el aparato al PC mediante el puerto USB 2.0, tu ordenador lo reconoce como un disco duro externo, cuando lo abres te encuentras con varias carpetas: turnpoints, maps, etc. Cortas y pegas el archivo de balizas en la carpeta turnpoints y ya está. Este sistema ofrece muchas ventajas a la hora de gestionar los archivos. Puedes tener muchos paquetes de balizas diferentes pero solo emplear los que te interesan en el momento.
Descargar los vuelos es igual de fácil, te conectas y extraes el archivo que te interesa de la carpeta tracks.

Súper configurable
Prácticamente todos los aspectos principales del C-Pilot Pro son configurables. El audio del vario cuenta con su propio apartado donde puedes modificar, mediante un gráfico interactivo, el tono y la frecuencia del pitido, puedes ir haciendo pruebas y escuchar el resultado. También puedes editar, copiar y borrar los archivos de configuración del audio.

Pantallas
Es posible agregar o quitar elementos, cambiarles el tamaño, color, color de fondo, etc. Por ejemplo, para la pantalla de “térmica” puedes poner el vario analógico grande en medio y luego rodearlo con los valores que te interesen, vario neto, integrado, altura, ganancia de altura, dirección e intensidad del viento. En fin, que puedes poner en cada pantalla la información que te interese.
El C-Pilot Pro trae por defecto varias pantallas para llegar y volar sin preocuparte. Para comenzar, lo suyo es ir modificando estas pantallas y adaptarlas a tu gusto: Punto de inicio, Mapa, Planeo, etc.

Mangas de competición.
Este aparato está pensado especialmente para la competición, y eso se nota. Crear una manga introduciendo las balizas, radios y tiempos, es un juego de niños. Puedes crear mangas, copiarlas, borrarlas, añadir balizas o cambiar los horarios, todo rápido mediante el teclado táctil. Normalmente, mientras el director de competición dicta la manga tú la vas metiendo en el instrumento.
La pantalla “Start Point” te ofrece toda la información para llegar al punto de inicio en el tiempo indicado. Luego te señala las balizas llevándote al punto más cercano entre las balizas.
Cuando planeas entre balizas te ayuda a conseguir la velocidad más rentable según la polar que hayas introducido, gracias a esta polar puedes apurar mucho los planeos a Gol, el C-pilot te indica cuando puedes dejar la térmica y tirarte a gol.

La traza térmica
Un rastro de color que te indica donde subes y donde no, muy útil para localizar una térmica o para ir derivando ceros aprovechando los restos de térmicas y otras ascendencias rotas. Esta traza puede ir sobre un mapa con el relieve. El mapa que yo probé de la zona central estaba bastante limitado pero desde Compass ya han anunciado nuevos mapas con espacios aéreos prohibidos.

Estabilidad del sistema.*
Tuve el C-pilot Pro un par de meses conmigo y estuvo funcionando francamente bien. Probé y utilicé la mayoría de funciones, hasta la competición de la Liga Nacional en Piedrahita. Allí, al cargarle el paquete de balizas ¡se me quedó la pantalla en blanco! Resulta que el sistema se volvía tonto con la letra “Ñ”. Pase tres días comiéndome el coco sin saberlo por culpa de “Muñana”; estuve cambiando versiones del firmware y probando configuraciones que Silvio Zugarini (importador para España) y la gente de Compass me enviaban, al final detectaron el problema y mi solución temporal fue editar el archivo de balizas quitando todas las eñes de él.
Pude conversar con varios de los mejores pilotos de España, como Xevi Bonet y Juan Carlos Martinez Melón, que actualmente vuelan con el C-Pilot pro, y me confirmaron que ellos también habían tenido algún que otro problema, desde tener que cambiar un instrumento que llegó defectuoso (el fabricante ofrece 2 años de garantía sobre el aparato) hasta ‘cuelgues’ durante una manga de competición. Sin embargo y pese a estos inconvenientes, en general, me dieron una valoración positiva y seguirían volando este instrumento ya que, entre otras cosas, el software de competición es de lo más avanzado y consiguen optimizar el rendimiento de sus vuelos al máximo. Eso sí, como segundo vario emplean otros instrumentos de gama alta.

Comentarios de pilotos que vuelan con el C-Pilot Pro.
Xevi Bonet, varias veces campeón de España de Parapente:
Lo primero que impresiona es la gran pantalla táctil, totalmente personalizable a gusto del consumidor igual que el audio. Me gustan las cuatro pantallas (Start, térmica, planeo y planeo final) que cambian automáticamente. También el poder ver la manga, con los diferentes radios de las balizas, sobre un mapa de relieve, que es de gran ayuda para visualizar el vuelo. Calcula con exactitud el tiempo que falta para ir al Start, siempre indica la ruta más corta y tiene un Gps que actualiza al momento los datos, que junto con un auto zoom automático es muy útil cuando te acercas a la baliza. Tiene memoria suficiente para tener los mapas de toda la península, los archivos de balizas de todas las competiciones y los vuelos de toda la temporada. Es increíble, muy intuitivo y configurable 100%.

Juan Carlos Martínez Melón, Campeón de España de Parapente 2009-2010:
Lo mas interesante del C-Pilot es cómo optimiza la navegación en su gran pantalla, te guía visualmente al dibujar tu rumbo sobre el mejor rumbo entre sectores, además también te orienta sobre el relieve cargando los mapas de la zona. Por último, resaltar la facilidad de uso y la posibilidad de configuración de los parámetros que más utilizas en cada una de las pantallas de planeo, térmica y gol, las cuales se alternan automáticamente en cada fase del vuelo.

Conclusión
Este es “el” instrumento. Es lo más potente que hay, cuenta con una interfaz novedosa, pantalla táctil y un programa de competición muy poderoso que lo hace perfecto para la gente que compite y quiere tener lo más de lo más. El C-Pilot Pro ofrece toda la información necesaria para volar rápido, rozar los radios de las balizas y apurar al milímetro el planeo a Gol. ¿Pueden aparecer problemas? La gente de Compass trabaja para mejorar los detalles que puedan ir apareciendo en este instrumento pero ciertamente lleva menos de un año en el mercado y, por lo tanto, no es mala idea llevar otro vario-GPS como respaldo o incluso para navegar.
El C- Pilot Pro también es ideal para los pilotos “computín” que quieren tener a la vista todos los parámetros y no les duela gastarse los 1100€ que cuesta, lo cual tampoco es demasiado si valoramos todo lo que ofrece en comparación con otros instrumentos del rango de los 700 – 900 €.

Novedades
Desde Compass nos informan que esta temporada han trabajado duro aprendiendo y que han solucionado los problemas de estabilidad del C-Pilot Pro, ahora la fiabilidad es máxima. Han mejorado la producción introduciendo nuevos materiales y así han ido eliminando las listas de espera. Además, ahora se pueden descargar y utilizar los mapas Google Earth y cargar mapas de espacios aéreos en formato Openair, que te permite ver el espacio aéreo restringido, pasillos aéreos, zonas de vuelos militares, etc., por encima de tu cartografía 2d.
Además ya están disponibles algunos accesorios como la sonda anemómetro Bluetooth y la carcasa de protección de plexiglás 3mm.
Compass trabaja ahora para ampliar su gama de productos con un vario solar y un Easy-Pilot, una versión “light” del C-Pilot, que serán lanzados dentro de poco.

Lo más:
Facilidad de uso, programa de competición.

Lo menos:
Estabilidad del software* y peso.



 

 

C-pilot pro
Personalizando una de las pantallas

Volando con el C-Pilot Pro.
Tras haber hecho un par de vuelos térmicos de contacto, trasteado un poco con el instrumento e introducido la polar de la Omega 8, ya estaba listo para hacer un pequeño circuito de balizas de 40Km en la zona de Piedrahita que me serviría como vuelo de test.
En el despegue enciendo el C-Pilot y éste está listo para volar en 10 segundos, tras usarlo anteriormente allí: la primera vez tarda 3 minutos. Al despegar nos encontramos con la pantalla “Start Point”; en ella veo el mapa y se dibuja el cilindro y tu posición. Cuando estás girando en térmica esperando el inicio de la prueba puedes vez tu trazo térmico y todos los datos interesantes para subir, como altura, vario neto y total, ganancia total…


El vario es muy sensible, si le dedicas un rato puedes dejar el audio del vario totalmente a tu pinta.

Mientras subía la térmica esperando el inicio del Start Point, me sentía totalmente situado respecto de la manga, veía mi posición y la del SP en el mapa, sin perder de vista la señal, con una línea azul que va agotándose, que te indica el momento en que debes partir hacia el cilindro, en el momento exacto una indicación acústica señala el momento de partir. Una vez que te diriges hacia el SP el C-Pilot remata la faena indicándote si debes ir más rápido o lento, ayudándote a afinar tu entrada en el SP de forma milimetrica, al final consigues cruzar la línea ¡casi al segundo exacto!
Al buscar térmicas para continuar el vuelo el trazo térmico me resultó muy útil, especialmente con algunas ascendencias flojas y rotas. También me pareció información interesante para centrar núcleos, ya que mientras giraba podía ver las espirales que dejaba mi traza con partes frías (azuladas) y otras más cálidas (amarillo naranja, rojo) donde se sube. El truco consiste en meter tus giros en las zonas más cálidas. Esto me funcionó bastante bien ya que el rastro en pantalla era casi inmediato y creo que esto me permitió subir de forma muy eficiente haciendo techo de forma rápida para continuar el recorrido.
Otro detalle interesante es que al subir en la térmica el C-Pilot me mostraba si la velocidad de ascenso en esta térmica era inferior o superior al promedio del día, ayudándome a decidir si seguir en ella o dejarla para buscar una mejor. Algo parecido al anillo “Mc Ready” que te permite volar más rápido.
Mientras navegaba entre balizas intenté optimizar al máximo tanto el planeo como la trayectoria aprovechando la indicación del C-Pilot que me enviaba al punto exterior en el radio de la baliza que está más cercano a la siguiente baliza, es decir, te manda por la tangente ahorrándote mucho tiempo; hasta ahora lo normal es que los instrumentos te envíen al centro de la baliza y esto normalmente te hace perder tiempo. Cuando haces la baliza el instrumento registra al menos un punto dentro del radio, hace una señal acústica y te manda al siguiente punto de giro.



Para optimizar el planeo, el C-Pilot Pro te  indica si debes pisar más o menos el acelerador, esta función es muy precisa y salvo que introduzcas los datos mal o tengas la mala suerte de pillar una súper-descendencia vas a llegar a la baliza con la altura que te interese. Lo mismo cuando haces un planeo a Gol, previamente debes introducir la polar de tu ala y la altura con la que te gustaría llegar al Gol, el C-Pilot te indica para que vueles más o menos deprisa y la llegada sobre el Gol será muy ajustada. Según tu gusto puedes setearlo para llegar al Gol con 200m de más, con 100 o con 20, cada quien elige su nivel de dificultad.

C-pilot
Para sacar el jugo al C-pilot pro debes introducir la polar de tu ala, para ello introduces las velocidades y sus tasas de caida respectiva, la tabla es dinamica por lo que puedes ir ajustando parametros y vez como afectan al conjunto.

Yo terminé mi circuito llegando al gol previsto con altura de sobra y la sensación de haber volado siempre alto, pues pude aprovechar bien las térmicas y hacer planeos eficientes.
Lo único negativo que puedo comentar es que al estar probando el C-Pilot intenté aprovechar todas sus características y estuve tocando mucho en vuelo, con lo que perdí la concentración varias veces… por suerte el día era una maravilla.

"Lo importante es el indio, no la flecha"
El C-Pilot te lo indica prácticamente todo: punto de inicio, térmicas, planeos, planeo a gol. En cada situación puedes contar con ingentes cantidades de información y esto puede llegar a saturar, por ello no hay que perder de vista que el instrumento más importante son tus propias sensaciones de piloto; a partir de esta base, si eres capaz de nutrirte de estos datos sin perder tu concentración, con toda seguridad vas a dar un importante salto cualitativo en tus vuelos de competición y rendimiento.

C-piloto pro

La carcasa es plástica y resulta robusta, en ella encontramos los botones, sensores y puertos.

C-pilot pro
Ajustando los parametros del audio.

C-pilot Pro
Aqui podemos apreciar el recorrido optimo de balizas en el mapa, siempre realizando el recorrido más corto.de balizas en el mapa



Las ultimas actualizaciones del firmware ofrece la posibilidad de utilizar mapas del google earth asi como la gestion de espacios aereos y otras novedades importantes.

Todos los contenidos publicados en Ojovolador.com, ya sean textos o imágenes,
pertenecen a Ojovolador.com y su copia y reproducción en cualquier otro medio (prensa, web, foros, etc.)
está prohibida, salvo autorización expresa de Ojovolador.com e incluyendo los créditos
y enlaces correspondientes a Ojovolador.com (contáctanos por email).

© Ojovolador 2002-2010 Todos los derechos reservados.
Por favor respeta los derechos de propiedad intelectual de nuestro trabajo.

Ojovolador.com, Pedro Bernardo, Ávila, 05470, España. Tel. +34 920387413