Tu pagina de inicio en Ojovolador.com Noticias y actualidad en el mundo del parapente Noticias de Paramotor y paratrike.
Articulos, tests, seguridad, técnica, relatos.
Galerias, Diseños, fondos de escritorio...
Donde aprender, escuelas y vuelos en biplaza
 Artículo realizado por © Ojovolador.com 2007. Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio, salvo expresa autorización de Ojovolador.com
Hace algunos días realizamos un viaje a Santa Pola, Alicante (España), donde nos esperaban Café, Basilio, Aura y unos cuantos amigos más de Kasana para presentarnos los últimos productos que han introducido al catálogo de Kasana: La gama de Paramotores Fly Products.

El viaje fue muy provechoso, ya que además de conocer mejor los productos de esta marca italiana que debuta en España, pudimos conocer la atractiva tienda y taller de Kasana (muy cerca del despegue de Santa Pola), además de realizar varios vuelos con motor. El tiempo era tan cálido que incluso nos fuimos volando hasta el Palomaret, donde nos encontramos con un fabuloso día de vuelo con térmicas de +5 y un despegue con mucha gente y buen ambiente.

Como decíamos, la meteo fue generosa y tuvimos dos buenas jornadas de vuelo para tener una buena toma de contacto con estos equipos - muy aparentes, pero aún desconocidos en España.
En esta oportunidad pudimos probar dos paramotores: El Race C, que viene equipado con motor Vitorazzi Fly 100 y hélice de 122cm., y el Gold 130 que equipa un potente motor Simonini G24, aunque esta vez estaba incorporado al trike Flash y lo volamos en monoplaza y en biplaza despegando con ruedas.

En general, ambos equipos comparten conceptos de contrucción modular y desmontable. El chasis está dividido en una parte central donde va fijado el motor -la cual se separa en dos (en la parte baja está el depósito)-, el aro y las barras de sujeción del aro, que pueden ser de aluminio o acero y van lacadas en azul con cintas de velcro fijas (para evitar extravíos). Resultado: un paramotor muy pero que muy desmontable y que puede ser transportado en una caja relativamente pequeña. El sistema de ensamblaje es rápido y sencillo para un conjunto que además resulta ligero.
Los acabados son de nivel superior a todo nivel: material, lacados, solduras impecables... me gustó especialmente el buen hacer con todo el cableado eléctrico, muy bien resuelto e integrado en el conjunto del paramotor.
Otro detalle interesante es que la hélice queda totalmente protegida por el doble aro.

El Race C cuenta con el Fly 100 Evo como propulsor. Este motor, refrigerado por aire forzado, entrega 18cv de potencia de foma generosa y lineal. Lleva embrague centrífugo y reductora mecánica. El Race es bastante ligero, unos 22 Kgs incluyendo arranque eléctrico -según datos del fabricante. También hay una versión con arranque manual e incluso una versión con ambas.
La operación de encendido es sencilla: bombeamos un poco de gasolina (pera grande y robusta) hasta el carburador, pisamos el botoncito y... que no suena... ¿ya arrancó? ¡Está en marcha y apenas se escucha!
Al subirle de vueltas hace algo más de ruido pero se mantiene en unos niveles muy aceptables. En Fly Products ponen un silencioso propio y además reciben el motor desmontado para prepararlo ellos mismos y ponerlo en tiempo según su propio criterio.
El equipo lleva una silla de paramotor Supair, que es cómoda y con bolsillos a ambos lados. La versión que probamos no lleva cierres con antiolvido, pero en Kasana nos comentan que las siguientes unidades vendrán equipadas con este sistema de seguridad.
El anclaje es tipo bajo oscilante,(
"Active Low System") aunque en Flyproducts también ofrecen versiones de anclaje alto ( "Active High System")
El depósito es de 16 litros, lo que le otorga una gran autonomía.
El preparativo pre-vuelo es breve: se accede cómodamente al tapón del combustible, el cebado es un trámite y el botoncito lo arranca a la primera. Una vez puesto en la espalda la sensación es buena, pesa poco o se siente que pesa poco. Tras calentarlo me preparo y despego con él.
El Race C empuja bien como para sacar a un "mamut" como yo (98kg) sin ningún problema, una buena carrera con algo de técnica, y 'voilá', ya estamos en el aire. Acelerando a tope apenas siento par-motor, la tasa de ascenso no es brutal pero sí suficiente para navegar con tranquilidad. En vuelo nivelado el ruido es bajo y la vibración casi nula. En los giros puedes meter cuerpo y acompañar.
El domingo nos fuimos volando hasta el Palomaret y allí estuve girando térmica un buen rato al ralenti girando y subiendo muy bien sin que apenas sintiese que llevaba el paramotor a la espalda.

El Gold 130 equipa un Simonini G24 de 204cc, que viene con un carburador Bing G24 y ofrece 28CV, una potencia más que suficiente para pilotos pesados y muy pesados, de bastante más de 100kg, o bien para volar en Paratrike monoplaza o biplaza tal como en nuestro caso.
En cuanto a los acabados es muy similar a su "hermanito" el Race C, diferenciándose en que lleva el aro algo má
s grande para albergar la hélice tripala (carbono) de 130.
El arranque es eléctrico y funciona muy bien. El motor es más ruidoso que el Race C pero resulta contenido comparado con otros de la misma categoría.
El Gold pesa 26 Kg y seguramente supera los 70-75 kg de empuje, lo cual le da una muy buena relación peso/empuje.

El Flash es un trike ligero diseñado para incorporar los paramotores de Fly Products. Se pliega sobre sí mismo en muy poco tiempo y apenas ocupa espacio, como podéis ver en las fotos.
Para incorporar el Gold 130 quitamos la parte inferior del chasis y lo "insertamos" en el carrito, colocamos unos pasadores y terminamos colocándole el aro superior más un aro inferior especial para el trike en vez de la base que se usa en el paramotor cuando despegas a pie.
Este carrito es de anclaje alto y cuenta con dos posiciones según si vuelas solo o con pasajero. (existe una versión monoplaza)
Las sillas son de fabricación propia, ligeras, sencillas y robustas. La del pasajero se quita fácilmente. La dirección es sólida y las ruedas, aunque de diámetro algo reducido, amortiguan bastante bien las irregularidades del terreno. Eso sí, hay que operar en un campo de vuelo que esté relativamente bien nivelado. En otro caso existe la posibilidad de utilizar el kit "big foot" con ruedas gruesas para "todo terreno"
El trike es bajo y resulta muy estable. El anclaje alto favorece la estabilidad y permite tanto al piloto como al pasajero estar en la posición de vuelo desde el principio.
En vuelo monoplaza el conjunto va sobrado de potencia. Gracias a ello el despegue resulta corto, mientras que en biplaza se extiende algo más. En vuelo apreciamos algo de par-motor pero francamente poco, supongo que será debido al anclaje alto. El pilotaje a los frenos es más bien tranquilo y no invita a la acrobacia sino a navegar y trazar bien los tráficos y aproximaciones.
Realicé algunos aterrizajes con velocidad para forzar la estabilidad lateral y comprobar lo estable que es el trike. También hice algunos slalom manteniendo el ala en control y comprobando que tiene pocas limitaciones en cuanto a maniobravilidad en el suelo.


Cafe en el biplaza con Aura y yo con el Race C, despegamos en un campito cerca de Santa Pola y luego rodeamos Elche para evitar el CTR de Alicante.  Posteriormente tomamos rumbo a El Palomaret, donde pudimos volar un poco de térmica, primero con el paramotor al ralenti y luego, tras aterrizar, salimos a volar en vuelo libre: ¡las primeras buenas térmicas del año! Lo dicho, un día muy completito.

Conclusiones:
El Race C y el Gold son paramotores de última generación, ligeros en sus categorías y "súper" desmontables, lo que los convierte en una gran alternativa si viajamos a menudo o tenemos poco espacio.
Tienen un bajo nivel de ruido, especialmente el Race. Cuentan con un sistema de anclaje bajo oscilante muy bien resuelto, que permite un cómodo pilotaje con el cuerpo.
Los acabados y el arranque eléctrico otorgan sensación de lujo y elegancia.
El Race C, de tan sólo 22 Kg, puede ser volado por pilotos de +90kgs, pero es más adecuado y lo disfrutarán más los pilotos de hasta 85Kg. Para más peso recomendaría el poderoso Gold que suma 4 Kg más, pero a cambio cuenta con 10CV extra para subir como un cohete, volar utilizando un trike o hacer biplazas.
Ambas son alternativas frescas e interesantes en el panorama actual del paramotor.

Ficha técnica
Fly Products

Paramotor
Race C 122
Gold 130
Motor
Fly 100
G24
Potencia Max
18 CV
28 CV
Peso
22 Kg.
26 Kg.
Reductora
1:3,6
1:2.4
Autonomia
6 H
3 H
Peso Máximo Piloto
100 Kg.
200 Kg.
Helice
Bipala Madera
Tripala Carbono
Helice
122
130


Café, Basilio y Aura en la Oficina de Kasana: arduo trabajo...


El mando de acelerador de los paramotores Fly Products es algo grande, pero a cambio es robusto y está muy bien acabado. Cuenta con botón de encendido, botón de pare y una cómoda mariposa de plástico para regular el vuelo de crucero.


Detalle de las uniones. Los chasis se ensamblan en varias piezas y el resultado final, además de estar muy conseguido, resulta sorprendentemente sólido.


Se puede apreciar claramente como el chasis protege completamente la hélice, para prevenir accidentes.


El depósito de combustible es de 16 litros, lo cual ofrece una autonomía superior a las cinco horas.


La curva de potencia del Race C es muy plana y manejable e invita a hacer pasadas rasantes y a jugar cerca del suelo...


Aquí podemos apreciar el trike Flash + el Gold 130 a medio desarmar. El resultado es muy transportable y práctico si no se dispone de un remolque para transportar el equipo.


El concepto de diseño es totalmente modular, aquí podemos apreciar el bloque central del chasis de acero que aloja el motor y del cual salen las barras del aro, que pueden ser de acero o aluminio aeronáutico.


Basilio Silva, preparado para despegar con una pasajera.


David Castillejo 'Café', líder de Kasana, dándole un "paseíto" a sus chicas, Luana y Manuela, antes de volar con cada una.


Jorge ('el gordo' para los amigos) preparado para realizar su primer vuelo en paramotor con el trike Flash.


Flyproducts



La marca Flyproducts fue fundada hace más de 15 años por Enrico Vignini, quien tiene 25 años de experiencia en parapente (vuelo libre) y paramotor. Él dice que decidió comenzar a fabricar paramotores porque siempre creyó en la simplicidad y el practicidadde este medio fantástico y encantador que ahora esté en su máximo desarrollo y reconocimiento a nivel mundial”, en sus palabras.
La marca produce y desarrolla sus productos casi totalmente en su propia fábrica, incluidos los motores que modifican y optimizan según sus necesidades y criterios, para “garantizar a nuestros clientes el más alto nivel de calidad y los más rápidos plazos de entrega”.
Los paramotores Flyproducts son de dos tipos de vuelo: “Active High System”, de anclaje alto y recomendado para vuelos estables y seguros, y para escuelas; y “Active Low System”, de anclaje bajo (el más utilizado en España) y “excelente para pilotaje activo, competiciones y para pilotos experimentados”. Estos dos sistemas son intercambiables y aplicables a cualquiera de los modelos Flyproducts.
En su actual gama recientemente se ha incorporado el Trike Eco, un trike de alto rendimiento disponible en versión con motor de 4 tiempos y con motor de 2 tiempos, que la marca asegura ofrece una excelente relación calidad-precio.
También tienen el paramotor Power Jet con motor Top 80, un peso muy reducido (20kg) y bajo consumo –además de los modelos aquí mencionados.
Todos los paramotores Fly Products están homologados en la DULV.

+Info: www.flyproducts.com

En España: www.kasana.es

*Lee otros Tests de Ojovolador

Publicado: 22 de marzo, 2007

*Test y artículo realizado por Ojovolador.com
Prohibida su reproducción total o parcial (texto o fotos) por cualquier medio, salvo expresa autorización de Ojovolador.com

Todos los contenidos publicados en Ojovolador.com, ya sean textos o imágenes,
pertenecen a Ojovolador.com y su copia y reproducción en cualquier otro medio (prensa, web, foros, etc.)
está prohibida, salvo autorización expresa de Ojovolador.com e incluyendo los créditos
y enlaces correspondientes a Ojovolador.com (contáctanos por email).

© Ojovolador 2002-2009 Todos los derechos reservados.
Por favor respeta los derechos de propiedad intelectual de nuestro trabajo.

Ojovolador.com, Pedro Bernardo Avila, 05470, España. Tel. +34 920387413