Tu pagina de inicio en Ojovolador.com Noticias y actualidad en el mundo del parapente Noticias de Paramotor y paratrike.
Articulos, tests, seguridad, técnica, relatos.
Galerias, Diseños, fondos de escritorio...
Camisetas
Donde aprender, escuelas y vuelos en biplaza
Advance Lightness
 Test y artículo realizado por © Ojovolador.com. Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio, salvo expresa autorización de Ojovolador.com

Al tenerla en mis manos me quedé gratamentee impresionado, esta silla seduce: ¡Quiero una!, pensé. La construcción es impecable, la Impress 3 no tiene ni una arruga, los pliegues y costuras son rectos y limpios.

Pude hacer tres muy buenos vuelos con ella y comprobé que cuenta con un gran rendimiento aerodinámico y que tiene aspectos de pilotaje diferentes a lo acostumbrado. La Impress 3 tiene una personalidad propia y requiere adaptación, pero se lleva un sobresaliente en general y aquí les voy a contar porqué.

Cult 3

Contenedor y sistema de cremallera.
Al llegar la hora de instalar el paracas no puedo más que echar una sonrisita, la Impress 3 trae un manual en miniatura pero además el propio contenedor explica el proceso mediante infografía.

Y no es para menos ya que esta silla carece por completo de velcros de cierre, en cambio, cuenta con un sistema particular de cremallera similar al que habíamos visto anteriormente en su modelo deportivo, Success.

El contenedor es específico, se puede ampliar o reducir dependiendo del paracaídas que queramos instalar e incluye el asa y el pasador de vinilo amarillo. El pasador corre con suavidad y libera el sistema de apertura de la cremallera, si no hacemos nada el paracaídas cae por su propio peso. Las cintas recorren el contorno de la silla y quedan integradas y prácticamente invisibles. La Impress 3 tiene uno de los mejores acabados que he visto, en vuelo tiene un aspecto casi rígida. Las hombreras, la estructura y el propio asiento; todo esta está perfectamente integrado. Es elogiable el trabajo de patronaje y costura.

Silla y parapente
La idea era probar la Impress volando una Sigma 8 –el nuevo parapente intermedio-avanzado (EN C) de la casa- ya que según Advance es la mejor manera para conseguir el mejor rendimiento de ambos equipos. Sin embargo, la Sigma 8 estaba muy solicitada así que no fue posible; a cambio pude volar con la Pure, la vela de homologación EN D de la nueva marca Air Design. La Pure es un ‘velón’ de clase Serial, casi una vela de compe, tiene un largo pedal de acelerador y requiere que nos apliquemos con el cuerpo. Un buen “banco de pruebas” para la Impress 3.

La chaqueta de vuelo
Tras preparar todo el equipo y guardar cuidadosamente la mochila y otras cosillas en los bolsillos, procedo a ponerme la silla y, ¡guau!, que buena sensación, es como ponerte un abrigo o chaqueta grande, no como cargar una mochila… La Impress 3 se ajusta al cuerpo, es estrecha y compacta. Cierro la ventral y el clip de las hombreras en un gesto continuo, cojo las bandas, engancho la vela y acelerador, y listo: ya estoy a punto para despegar. Me muevo con comodidad pero el cocoon queda recogido tras las piernas y tengo la sensación de que quizá no es tan fácil meter los pies en la silla tras despegar. Transición Tierra - Aire Tras preinflar y quedar en la posición idónea procedo a inflar el parapente de cara a la vela. La vela comienza su ascenso y noto como la tensión se transmite a la silla y sus anclajes recorriendo mi espalda. La vela llega sobre mi cabeza y la mantengo sin dificultad, me doy la vuelta, doy un par de pasos para salir al aire y llega uno de los momentos cruciales: “la transición tierra-aire”. La apertura del cocoon es algo estrecha pero cuenta con un sistema de cierre original que se acciona cuando apoyamos los pies en la tabla-estribo.

En los tres vuelos que hice con la silla tenía la sensación de que me resultaría algo difícil meter mis grandes zapatones del 44 dentro del carenado, sin embargo, no fue así, en todas las ocasione pude meter los pies al primer intento y quedar en posición de vuelo en menos de 5 segundos. Posición de vuelo En el aire me siento diferente a lo habitual, me muevo un poco dentro de la Impress 3 buscando el mejor ángulo y la sensación optima de vuelo, pero la condición flojea así que me tengo que centrar en el vuelo para remontar un poco antes de continuar analizando la silla. La primera parte del vuelo fue difícil y tuve que pelearme durante casi 20 minutos con unas térmicas flojas y algo rotas.

Cuando por fin gané altura comprobé que me había olvidado de la silla y la posición, ahora me sentía cómodo y relajado, tumbado en mi flamante “chinchorro” (hamaca) suizo. Rodando en la silla Mientras giraba en una buena térmica de +4 me di cuenta que con la Impress 3 se carga el peso “rodando”con el cuerpo en la silla de un lado al otro, pues al carecer de tabla el movimiento es fluido y continuado. Si quieres girar de forma mantenida debes cargar bien el peso manteniendo la posición e incluso apoyando los antebrazos en el mosquetón ya que la tendencia de la silla es llevarte al centro.

Por eso mismo esta silla tiene una forma de absorber las turbulencias muy particular, al perder presión un plano el piloto tiende a descolgarse hacia ese lado y este gesto compensa la presión de la vela evitando la plegada. Mi conclusión es que hay que dejarse llevar un poco, dejar que la silla haga su trabajo, si nos empeñamos en hacer un pilotaje súper activo comprobaremos que no ganamos demasiado y en cambio exigiremos un esfuerzo mayor de lo habitual a los músculos dorsales y los abdominales. En este sentido la Impress 3 requiere más esfuerzo físico que una silla con tabla.

Comodidad.
La Impress 3 abraza al piloto, repartiendo los pesos y las tensiones de forma homogénea. Tras adaptarnos a este estilo comprobamos que resulta cómodo volar tumbado en ella. En transiciones y planeos nos podemos quedar dormidos pero hay que reconocer que cuando llega la turbulencia o hay que girar mucho pide un extra de esfuerzo físico, al menos a mí con mi estilo de pilotaje. En todo caso, me gusta y es asumible. Estrecha estable y eficiente. La posición de vuelo es óptima, con la Impress 3 penetramos en el viento como un cuchillo caliente en la mantequilla. No hay oscilaciones ni balanceos molestos. El aspecto aerodinámico está muy conseguido, pues el carenado es francamente estrecho y limpio.

Mientras algunas sillas de competición han crecido y crecido de tamaño buscando mejoras aerodinámicas mediante enormes carenados inflables, Advance ha transitado el camino contrario: La Impress 3 se ha minimizado y presenta muy poca superficie frontal al viento. Me gustaría verlas en un túnel de viento y descubrir cual tendencia de diseño ofrece mejores resultados.

La sombra del X-Alps es larga y su poderosa influencia ha impulsado la creación de una nueva clase de sillas de competición ligeras. Advance lleva años trabajando en sillas ligeras de altas prestaciones, culminando la temporada pasada con la presentación de la Lightness, una silla ultraligera de tan sólo 2,4kg; bella, ultra compacta y muy aerodinámica, pero delicada y carente de una protección homologada. La Lightness se nos antojaba demasiado específica, demasiado “pro”: una silla para el X-Alps y desafíos similares. Entonces va Advance y presenta la tercera generación de la serie Impress. En ella encontramos solucionados todos los “inconvenientes” que le veíamos a la Lightness. La construcción es robusta como para un uso intensivo, es fácil de regular, cuenta con protección dorsal y sigue pesando muy poco : 4,9 Kg. (talla L).

Cult 3

Regularla y colocar el paracaídas de emergencia.
La Impress 3 es una silla tipo hamaca y carece de tabla, así que para ir cómodos tenemos que conseguir un buen ángulo y ajustar la tabla de los pies que se puede regular en profundidad e inclinación. Esta regulación se hace fácilmente mediante 4 cintas correderas. En el interior del carenado encontramos preinstalado el sistema de acelerador, que incluye el pedal ligero de Advance que, aunque es de cintas y muy simple, funciona de manera notable y ofrece dos tramos (regulables) para acelerar. Este pedal está unido con una goma elástica al frontal de la silla y una vez dentro del cocoon el pie encuentra el pedal al primer intento.
La cuerda del acelerador es de Dynema y la longitud se regula moviendo un nudo, la cuerda pasa debajo de la silla y se consigue el recorrido más largo imaginable. Las poleas funcionan muy bien pero echo de menos unas poleas potentes autoblocantes, algo que ya es habitual en las sillas de competición. Supongo que en este caso la prioridad es ahorrar en peso.


Bolsillos
La silla es estrecha y compacta así que olvidémonos de grandes espacios. El bolsillo-pico trasero es más bien reducido pero apretando un poco cabe: la mochila, la billetera, la funda del casco y un sistema de hidratación en vuelo de un par de litros.

Bajo el culo contamos con otro bolsillo donde podremos poner la bolsa de plegar cajón por cajón y un contenedor de lastre o un par de botellas de agua de 1,5 litros. A los lados tenemos un par de bolsillos medianos de neopreno que cierran mediante imán donde podemos llevar una cámara compacta, algo de fruta o una botella de agua pequeña. El carenado es estrecho y envolvente

Regulaciones y cierres La regulación principal de la Impress 3 se realiza ajustando tres cintas correderas a cada lado y sus respectivas hebillas, con lo que mover cada cinta puede llevar un par de minutos la primera vez. Encontré que la “pre-regulación” de fábrica me venía muy bien, probé varias posiciones en el colgador pero finalmente volví a la marca original y solo tuve que ajustar las hombreras y el largo de las piernas, que finalmente es lo que regula la inclinación de la silla - la referencia es que la base de la silla quede alineada con el horizonte.

La sensación hamaca es buena, ahora solo queda probarla en vuelo. La ventral tipo anti olvido utiliza 2 cierres de aluminio pequeños, se puede regular la apertura ventral pero no así las perneras. El respaldo y las hombreras cuentan con un acolchado duro, la regulación de las hombreras es la típica mediante cinta y ambas cuentan con un espacio para colocar el bolsillo de radio que viene incluido.

Equipo deportivo ligero Da gusto llevar este equipo, la mochila resulta compacta y bastante discreta si la comparamos con cualquier equipo de competición. En mi caso el conjunto vela, silla, casco y accesorios se queda en unos razonables 16 Kg, lejos de los 20-25 que se suelen llevar en competición. No está nada mal para un equipo XL de un piloto de 100Kgs…

Acelerando
El pedal de acelerador se coge a la primera apoyando el talón, el mecanismo de poleas tiene una geometría eficaz y es posible exprimir todo el recorrido gracias a los dos tramos. Podemos hacer un uso muy activo del acelerador cambiando la incidencia de la vela de manera continuada sin que resulte extenuante, la única “pega” es que el cocoon es estrecho y si movemos mucho los pies, éste se deforma y pierde eficiencia así que el piloto debe estar pendiente y procurar mantener la posición aerodinámica.



Lo más: Compacta y muy ligera, acabados de lujo.

Lo menos: Carece de poleas Harken; pilotaje más físico.

Conclusión: La Impress 3 es una silla de competición muy atractiva y eficiente a nivel aerodinámico. Es ligera pero robusta y permite un uso intensivo. Tiene unos acabados de lujo y está llena de soluciones simples y eficaces. Al ser una silla tipo hamaca requiere adaptación ya que tiene un pilotaje diferente y más físico. Amortigua bien la turbulencia y en vuelo es muy estable.

 

 

+Info (y videos): Advance.ch

En España: Draconexion.com

*Lee otros Tests de Ojovolador

 

Test realizado por Daniel Crespo,
Daniel es piloto y competidor en Parapente y Paramotor.
Puedes conocer más visitando su blog:

Elpana.net

Todos los contenidos publicados en Ojovolador.com, ya sean textos o imágenes,
pertenecen a Ojovolador.com y su copia y reproducción en cualquier otro medio (prensa, web, foros, etc.)
está prohibida, salvo autorización expresa de Ojovolador.com e incluyendo los créditos
y enlaces correspondientes a Ojovolador.com (contáctanos por email).

© Ojovolador 2002-2011 Todos los derechos reservados.
Por favor respeta los derechos de propiedad intelectual de nuestro trabajo.

Ojovolador.com, Pedro Bernardo, Ávila, 05470, España. Tel. (+34) 920387413