Tu pagina de inicio en Ojovolador.com Noticias y actualidad en el mundo del parapente Noticias de Paramotor y paratrike.
Articulos, tests, seguridad, técnica, relatos.
Galerias, Diseños, fondos de escritorio...
Camisetas
Donde aprender, escuelas y vuelos en biplaza
Supair Quo Vadis

Supair Quo Vadis

Quo Vadis Póntela ¡y a caminar!
En modo mochila nos sobró espacio tras meter la vela, casco, botas, chaqueta y hasta un par de botellas de agua, y aún conseguimos que todo el equipo no pasara de 16 kg a la espalda (sin lastre) o unos 14,5 kg llevando lo básico (vela, casco, instrumentos). Este es un punto que puede seducir a muchos pilotos que han sufrido la estrechez de la mayoría de mochilas-sillas ligeras a la hora de meter el equipo. La Quo Vadis incluye además cintas de compresión para compactar el paquete, dos bolsillos externos de Lycra, soporte grueso en la zona de carga de la espalda, hombreras y cinta de cintura anchas y bien acolchadas que la hacen cómoda de llevar en caminatas largas, además de las típicas cintas a la altura de los hombros para sujetarse de los pulgares y un cierre de pecho cuya altura se puede regular. También tiene pre-instalación de liquipack en la mochila, que básicamente consiste en una salida para la manguerita en la parte superior de la espalda y unas bandas elásticas para sujetarla a la hombrera y así poder beber mientras subimos al despegue. En el cierre ventral trae un bolsillo con cremallera para llevar cosas a mano, como el teléfono móvil o las llaves.

Dudek Supair Quo Vadis
Detalles de la mochila Quo Vadis

Ajustes
Lo primero fue ajustar la silla a nuestra posición de vuelo ideal, cosa que no resultó nada difícil porque los ajustes de serie nos quedaban casi perfectos. Para ajustarla tiene las clásicas cintas de hombros, laterales para la inclinación, una sola cinta especial para la profundidad del asiento que se puede tocar en vuelo (bien señalada con letras rojas), además del estribo incorporado. El cordino del acelerador se pasa por una polea a cada lado y una guía, quedando el cordino oculto tras la protección lateral de la silla. El estribo trae bandas elásticas a cada lado para sujetar el pedal de acelerador de modo que quede siempre al alcance y se retracte para no molestar en tierra o no enredarse con el reserva en caso que lo lancemos, por ejemplo.

Supair Quo Vadis
Cierres ligeros de Supair

La Quo Vadis es una butaca cómoda, perfectamente apta para vuelos largos, y el estribo ayuda a acomodarse en una posición de vuelo semitumbado más aerodinámica. La tabla del asiento es de carbono, lo que ayuda al objetivo de bajo peso de este modelo, y lleva cierres ligeros propios de Supair, cuya única pega es que son algo más duros de abrir que los ‘normales’. Incluye antiolvido con el típico sistema de la casa de una T unida a la pernera izquierda para cerrar la ventral.

Supair Quo Vadis

Lo único ‘complicado’ en nuestra prueba fue la instalación del paracaídas, debido a un problema de compatibilidad: la Quo Vadis tiene un contenedor bajo el asiento que se abre por el lado derecho y que se puede ajustar un poco en tamaño gracias a unos velcros en su interior. Sin embargo, para nuestro reserva tipo rogallo resultó algo estrecho. Lo recomendable es, ciertamente, usar un paracaídas ligero (ya que usamos una silla ligera, bien podemos aligerar otros componentes del equipo) o al menos más compacto, y probar que salga con facilidad de la silla. El cierre del asa lleva una pestaña que pasa por encima de él y se cierra con un velcro de 15 cm de ancho, que nos pareció algo excesivo (en caso de duda siempre se puede 'anular' parte del velcro).

Quo Vadis
Supair Quo Vadis

Para quién.
La Quo Vadis es válida prácticamente desde salida de escuela hasta pilotos de cross country experimentados e incluso competidores, ya que pueden optar por ponerle el carenado adicional que ofrece Supair y el portainstrumentos/lastre ligero. Está pensada para quienes quieren menos peso en su equipo de siempre, más que para un uso regular de “hike & fly” o subir a pie la montaña para bajar volando, pero para las ocasionales caminatas está bien y el compromiso ligereza-comodidad-prestaciones es realmente muy bueno.


 

+ Info: Supair.com

En España: Kasana.es, Alamair.com.

Test realizado por Claudia Riquelme/Ojovolador.com
Piloto de Parapente y Paramotor.

La veterana marca francesa lanzó la Quo Vadis para la temporada 2011, apuntando al piloto que busca reducir el peso de su equipo y seguir contando con la comodidad de una silla polivalente y deportiva.
La Quo Vadis no es la típica silla ligera reversible, de hecho, pesa más que la media (4,5 kg para la talla pequeña) pero a cambio ofrece una buena profundidad de asiento, protección dorsal de airbag, acolchados en la espalda y una cómoda y amplia mochila al darle la vuelta. Pero lo mejor de ella es su comodidad en vuelo, comparable a una silla intermedia de gama alta 'no ligera', y la posición que se puede ajustar a las preferencias de la mayoría de pilotos, convirtiéndola en una opción válida para casi cualquiera –incluso para competir, si usamos el carenado opcional. Alta calidad de construcción y materiales ligeros pero resistentes nos hacen pensar que la durabilidad de la Quo Vadis está por encima de la media de este tipo de sillas.

Supair Quo VadisQuo Vadis

Silla con muchos detalles
En modo silla la Quo Vadis trae un bolsillo en la espalda con compartimentos para acomodar de forma óptima nuestras cosas, como la radio, la bolsa interior y el liquipak, además de una salida para la manguerita de éste y ajustes para fijarla en la hombrera derecha de modo que el piloto pueda beber en vuelo con comodidad. Detrás hay un gran compartimento con cremallera que es la continuación del airbag y recibe aire de éste para inflarse en vuelo a través de un orificio. Este compartimento debe quedar vacío para cumplir con su función. Cuando el airbag se infla por completo en el aire la silla coge forma. También tiene protecciones laterales, un bolsillo pequeño en el costado izquierdo y cintas a ambos lados para fijar los bastones de caminar. Otro detalle es el cierre de pecho de altura ajustable que incorpora un silbato para casos de emergencia.
Es una silla construida con altos estándares de calidad, con bonitos colores y diseño.

Quo Vadis
Cintas y cierres ligeros, geometría estudiada.
Quo Vadis
Entrada de aire del airbag bajo el asiento, estribo elástico y soporte para pedal de acelerador.

En vuelo
Las sillas ligeras ofrecen una comodidad especial al piloto en tierra, al hacer campa y al despegar, y la Quo Vadis no es la excepción. Aparte del peso contenido, todo en ella está pensado para no molestar: cintas de hombros anchas, cierres ligeros, o enganche para el estribo y pedal de acelerador. Moverse con ella en tierra es fácil y sencillo. Al despegar los pies del suelo basta con echarse hacia atrás para quedar sentado y siempre se puede usar el estribo para acomodarse a la perfección. La posición de vuelo se puede ajustar de forma óptima a las preferencias personales, incluso ponerse semi-tumbado, y el anclaje y geometría de la silla ofrecen estabilidad en el aire pero admitiendo perfectamente el pilotaje corporal. La zona de la espalda queda bien sujeta y parece que la silla está hecha a nuestra medida. En Supair recomiendan, eso sí, pedir una talla menos de la que uno usa normalmente ya que las tallas son grandes. En nuestro caso, y pese al aspecto voluminoso de la Quo Vadis, no tuvimos problema con el tamaño de la silla y en nuestros vuelos hemos disfrutado especialmente su comodidad, pues en el aire es toda una silla completa, muy polivalente y con estudiados detalles para el piloto.
Echamos en falta, eso sí, un manual de instrucciones específico (viene con uno general donde se ve la instalación del paracaídas), en que se den más detalles sobre el airbag y su uso, por ejemplo.

Supair Quo Vadis
Polea del acelerador

Características:
Tallas: S, M, L & XL
Peso: 4,5 Kg.
Materiales: Cordura (100% Polyamide)
Cordura light (100% Polyamide)
Mesh 3D
Dacron (100% Polyamide)
Snow dia
Colores: Ünica.


Seguridad
En cuanto a seguridad pasiva, la Quo Vadis cuenta con un doble airbag pre-formado gracias a su sistema propio patentado, “Cable”, que ofrece protección ya antes de salir a volar. El airbag bajo el asiento va conectado al compartimento trasero que cubre la parte superior de la espalda para inflarlo en vuelo.
Como ya comentamos, la compatibilidad del reserva en el compartimento es el punto a observar con más cuidado en ésta y cualquier silla, ya que de él depende una rápida extracción en caso de emergencia. Asegúrate de que tu reserva salga bien y con poco esfuerzo.

Lo más: muy cómoda y polivalente
Lo menos: sistema del reserva.


Quo Vadis from Team Supair on Vimeo.

 

Publicado: 18 de septiembre, 2011.

 

Todos los contenidos publicados en Ojovolador.com, ya sean textos o imágenes,
pertenecen a Ojovolador.com y su copia y reproducción en cualquier otro medio (prensa, web, foros, etc.)
está prohibida, salvo autorización expresa de Ojovolador.com e incluyendo los créditos
y enlaces correspondientes a Ojovolador.com (contáctanos por email).

© Ojovolador 2002-2011 Todos los derechos reservados.
Por favor respeta los derechos de propiedad intelectual de nuestro trabajo.

Ojovolador.com, Pedro Bernardo, Ávila, 05470, España. Tel. +34 920387413