Tu pagina de inicio en Ojovolador.com Noticias y actualidad en el mundo del parapente Noticias de Paramotor y paratrike.
Articulos, tests, seguridad, técnica, relatos.
Galerias, Diseños, fondos de escritorio...
Camisetas
Donde aprender, escuelas y vuelos en biplaza
Cabecera Paramania GTR



¡A volar!

El primer vuelo con la GTR 24 fue temprano por la mañana, sin viento. Preparé la vela, verifiqué que estaba todo correcto y me dispuse a poner en marcha el PXP Minari 180 con hélice de 125 que estaba volando esos días. Un motor robusto y eficaz, con potencia de sobra, un chasis muy firme y bien equilibrado. Peso total al despegue: 140 Kg. Altura del campo de vuelo: 420 msnm.

Paramania GTR

Inflado y despegue de otro mundo
Estaba convencido de que tendría que pegar una buena carrera y necesitaría bastante potencia para despegar, pero me llevé una sorpresa cuando al cabo de 6 pasos estaba en el aire. Todo sucedió demasiado rápido: tirón de bandas, chorro de aire, vela sobre la cabeza sujeta y con presión, acelero en la carrera y ya estoy en el aire subiendo a 2m/s… ¡Impresionante! La GTR cuenta con perfiles gruesos y el inflado es de golpe, sube como un relámpago y luego, gracias al réflex, es difícil que te adelante aunque no la frenes.

Paramania GTR

Me sobró potencia, con un motor de 120cc ya habría ido bien, como comprobé posteriormente cuando volé la GTR 24 con un PAP PA 125.
La GTR infla muy pareja y sustenta mucho, muchísimo más que la Action, la Action GT e incluso que la Fusion. ¡Qué buen rollo pensar que con mis 98kg puedo volar cómodamente una vela réflex de tan sólo 24m2!

Paramania GTR
En el aire se nota rapidita y no pide demasiado motor, de hecho no varía mucho el consumo si la llevas calzada o a trimmer suelto, así que en general conviene volar con medio trimmer suelto, o más. Así, además de ir más rápido, el mando mejora y se pone más directo.
Una característica importante de la GTR es que puedes utilizar el freno a tope en cualquier posición de trimmer, cosa que no se podía hacer con la anterior generación de velas réflex, ya que si frenabas con el trimmer en posición réflex 100% hacías vulnerable el perfil y se podían producir plegadas.

Paramania GTR

Pura Sangre 100% Slalom
Los primeros giros que hice con la 24m fueron pura emoción. El campo de pruebas de Ojovolador en Lanzahita no es muy grande y con la mayoría de los parapentes que pruebo no puedo hacer un ocho con comodidad. Con la GTR sucedió algo especial, comencé a trazar ochos estrechándolos cada vez más, hasta llegar a un punto que nunca imaginé que fuese posible. Y no es que lo hiciera en plan radical, por el contrario iba “suave”, sin exigir demasiado al motor. Me impresionó como podía cerrar el giro, aunque no iba demasiado rápido, llevaba la vela calzadita y el pilotaje era muy fácil solo con los frenos.
Posteriormente comprobé que si quieres volar realmente rápido y recortar tiempo tienes que volar con el trimmer suelto, utilizando mandos auxiliares y el pedal de acelerador de forma activa, soltando al entrar en el giro y pisando al salir para evitar la trepada.

Paramania GTR

Volando cargado.
Tras volar la GTR 24 a pie tocaba en paratrike con 160 Kg de carga total en vuelo equipando el motor Polini Thor 200. La vela ganó en consistencia y solidez, los giros son más dinámicos y cortantes. Comencé a practicar el aterrizaje de bolos donde hay que derribar 5 bolos separados 1m cada uno a motor parado. Emocionante salir de un giro con mucha energía y conseguir planear a toda velocidad a ras de suelo durante más de 50m.
En el vuelo de Slalom voy más rápido pero ahora necesito más motor. Durante el Mundial de Marugán hacíamos las pruebas de Slalom a unos 1000m de altura y no me sobraba potencia.
En todo caso esta combinación, GTR 24 + paratrike, es la que más me ha gustado, relativamente fácil de llevar y con un buen equilibrio entre rendimiento, velocidad y maniobrabilidad.

Paramania GTR


Volando muy cargado.
Finalmente llegó el turno de volar la GTR 20m: un vuelo mañanero con viento 0 en el campo, nuevamente el placer de desempacar una velita nueva. Impresionante lo pequeña que es ¡y aún hay una de 18m…!

Paramania GTR

Dejo todo listo y esta vez me equipo con un Snap C-Max 175 con hélice de 120, el cual me pareció que empujaría lo suficiente como para volar con esta talla de parapente. Listo para despegar, definitivamente no hay viento, tomo aire, empujo las bandas y doy gas, corro y la sujeto, sigo corriendo, y corro hasta casi mi límite y de pronto flasss, estoy volando… Voy un poco descolocado en la silla por culpa de la carrera, intento acomodarme poco a poco, la vela es súper reactiva y mis movimientos al intentar colocarme en la silla se amplifican desagradablemente, está claro que para volar así de cargado hay que tener tablas. ¡Esto es un pequeño cohete!, voy a toda velocidad y eso que aún no he soltado el trimmer ni acelerado. Ahora sí que pide gas, voy casi a tope, y pruebo algunos giros: Sólo con cargar peso la vela se lanza en un giro directamente hacia abajo, así que si quiero controlar mi trayectoria tengo que utilizar el freno externo y tengo que hacer los giros mas abiertos volando con más altura y administrando la energía para no llevarme sorpresas.

Paramania GTR
Paco Guerra (GTR 20) y Laurent Salinas (GTR 18) durante el Flygames de Quebec, Foto: Rover Crusella.

Días después volví a sacar la GTR 20 pero me equipé con un Vittorazi Moster 185 con hélice de 130, un motor ligero y muy, muy potente. Esta vez todo fue más fácil, el día estaba nublado, el aire denso, y una brisa me facilitó la carrera de despegue que – en todo caso – tampoco fue corta. Pero en el aire, ¡wow, qué sensación! Me parece que todo lo demás es “slow motion”, con la GTR todo sucede a una velocidad de vértigo, especialmente si quieres hacer giros radicales y pasadas rasantes. Lo mejor es evolucionar poco a poco, ir cogiéndole la medida y acostumbrándote a la velocidad
En fin, a estos niveles de carga alar la vela es mucho más exigente y pide buena técnica, especialmente para despegar y aterrizar. Así vuelan de cargados con la GTR 18 Laurent Salinas, Dean Eldridge o Paco Guerra, los ‘máster’ del slalom.

Paramania GTR

Lo +: El giro súper cerrado y emocionante, V-Max.
Lo -: Pendulea y hay que compensar siempre


Paramania GTR
18
20
22
24
Rango de pesos total en vuelo (Kgs)
50-100
60-120
80-160
90-200
Cajones
54
54
54
54
Velocidad Trimmer suelto (Km/h)
51
51
51
51
Velocidad Máxima
65+
65+
65+
65+
L/D
8:1
8:1
8:1
8:1

+ Info: flyparamania.com

Probar la GTR, último modelo especial para slalom de Paramania, fue un auténtico viaje. El nuevo perfil utilizado tiene la particularidad de que se puede frenar a tope sin alterar la solidez réflex de la vela. Me quedé deslumbrado con la maniobrabilidad y solidez de este parapente, pero además me llevé sorpresas en aspectos inesperados. Incluso elegí la GTR 24 para competir en el Mundial de Paramotor en paratrike, donde obtuve la medalla de bronce. ¡Y eso que no había entrenado mucho con ella!
Desde Paramania me enviaron dos GTR, la talla 24m y la 20m. Cuando estuvieron en mi poder me lo tomé con precaución, especialmente por la de 20m. Iría probándolas escalonadamente, primero la 24 a pie, luego con el paratrike y finalmente, iría a por la GTR 20m. Nunca volé una vela tan pequeña, ni siquiera en vuelo libre, así que me lo tomé con ilusión pero también con respeto.

Paramania GTR

¡Detallazos!
Mi primera impresión con la GTR fue excelente: buenos acabados y detalles, algunos de los cuales solo los he visto en esta vela como una serie de agujeritos que recorren el borde de fuga y que permiten un flujo de aire constante, además de varillas en el borde de ataque (no en todos los cajones) y refuerzos de dacrón.

Paramania GTR

Las bandas de la GTR son muy especiales, por ejemplo, los maillones nunca quedan alineados. El trimmer está muy bien desarrollado, es uno de los más eficaces, fáciles de entender y cómodos que he utilizado. Además estas bandas cuentan con un elemento único: el PKS, un sistema de poleas y cordino tipo acelerador, con el cual puedes hacer que el trimmer se libere al mismo tiempo que pisas el pedal del acelerador y se recoja cuando lo sueltes, así puedes ponerte a velocidad máxima nada más despegar o desacelerar y provocar trepadas para forzar los giros, agregando así un nuevo elemento al pilotaje dinámico.
La parte inferior del suspentaje tiene funda y es muy robusta, luego se ramifica en tres pequeños tramos más. La construcción interna es igualmente compleja, con costillas diagonales y varios tipos de refuerzos. También encontramos varias anillitas que sirven para fruncir el freno en la punta del ala.
Los mandos son semirrígidos (estilo GIN) con clip magnético y quita vueltas, para frenar el estabilo cuenta con unas líneas conectadas a las bandas con unas gomas. Sirven de poco si deseas algo más que mantener el rumbo y por eso casi todos los pilotos de GTR terminan por modificar el freno.

Paramania GTR

Guiñada inversa y sistema de mandos 3D

Si utilizas los frenos con suavidad para mantener el rumbo la GTR gira al lado contrario, es decir se produce “guiñada inversa”. Esto solo sucede hasta cierto punto de frenada así que en los giros dinámicos o de pilonas puedes pilotar bien, pero no en los tramos rectos donde solo tienes que corregir las trazadas. Para solucionar este tema la GTR viene con unas gomas elásticas que conectan con un cordino que frena las puntas de la vela. Este sistema es simple y eficaz para vuelos tranquilos, pero no funciona para el vuelo deportivo. Existen diferentes soluciones y yo me decanté por el denominado mando-3D, que no es más que una barrita de de 20cm que por el lado interno tira del freno normal y por el externo tira de la punta del ala. Así con un movimiento de muñeca y llevando las manos hacia el centro o hacia afuera consigues diferentes efectos al frenar. En el tramo recto tiro de la punta y para el giro radical freno el centro de la vela o combino ambos.

Paramania GTR

Navegando a toda velocidad.
Cuando toca ir recto la GTR cuenta dos argumentos implacables: Velocidad máxima y solidez de roca. Puedes mantener elevadas velocidades de crucero atravesando sin problemas todas las turbulencias que se pongan a su paso.
Por contra la GTR no va recta sola, si la dejas suelta comienza a pendular así que siempre, sí o sí, tienes que llevar cogido un mando y compensar el rumbo, es suficiente con frenar un poco de un lado. La velocidad de vuelo óptima ronda los 47-51 Km/h.

Volando lento para ganar.
¿Funcionaría bienla GTR en vuelo térmico? Esa era mi duda cuando finalmente me decidí por la GTR 24 para competir en el Mundial.

Paramania GTR

El día de la prueba de Economía Pura en Marugán llegué al despegue con solo 2 Kg de gasolina, según lo establecido, y algunas dudas sobre el rendimiento que tendría esa tarde. Fue una prueba emocionante desde el mismo principio, encontré algunas ascendencias y fui remontando lentamente con ayuda del motor. Esa tarde utilicé por primera vez la “slow bar” o “Tortuga”. El mismo Mike Campbell-Jones, el diseñador de Paramania y 'padre' del réflex, me lo había instalado en las bandas un par de días antes. Básicamente, se trata de un pedal de acelerador que en vez de acelerar tira de la banda trasera hasta unos 20cm.
Lo cierto es que la vela se queda “frita”, pero mejora notablemente en tasa de caída (40%, según Mike) y lo mejor es que mantiene las propiedades de estabilidad réflex. Lo malo es que no debes utilizar los frenos simultáneamente porque entonces podrías quedarte en pérdida. Para girar las térmicas hay utilizar el mando auxiliar y fenar solo la punta del ala. Una técnica diferente a la que estaba acostumbrado, pero funciona muy bien y no es difícil quedarse en el núcleo de la térmica. Esa tarde me mantuve flotando con solo 24 m2, era diferente al típico pilotaje a los frenos. Me llevé una gran sorpresa cuando vi que uno a uno mis contrincantes iban tomando tierra y, al final, resulté el que mejor rendimiento tuvo esa tarde frente a pilotos expertos con velas en teoría más apropiadas. Francamente, no esperaba sujetarme en térmica tan bien con un trapo tan pequeño.

Paramania GTR PAco Guerra
Paco Guerra con la GTR de 20m2 durante el Parabatix

¿Para Quién?, ¿Cuál talla elegir
Dependiendo de la talla y la carga que llevemos, la GTR abarcará a un amplio grupo de pilotos: a menos experiencia, talla más grande; a más experiencia, talla pequeña. Cualquier piloto recreativo disfrutaría con la GTR, va bien para pasear y navegar con estilo, pero quienes mas disfrutarán de la esta vela, indudablemente, son aquellos a los que les gusta girar y jugar con el parapente.
Cuando volé la GTR 24 a pie cargando 140 Kg me pareció un parapente válido para la mayoría de pilotos, con un pilotaje accesible, con despegue corto, buen giro, freno preciso pero largo, estable, con reacciones predecibles y unos 62 Km/h de V-Max.

Paramania GTR

Con el Paratrike y la GTR 24 cargando 160kg sentí el mejor compromiso entre rendimiento, velocidad y maniobrabilidad. 65km/h de velocidad máxima, un giro muy cerrado, directo y dosificable, muy interesante para pilotos deportivos y expertos.
Volar a pie la GTR 20 cargando 140 kg, es espectacular y cardiaco. Velocidad máxima sobre 70 Km/h. La carrera de despegue es larga y pide buenas piernas además de un motor potente, pero en vuelo va súper rápida, gira muy cerrada y es sólida, un “mini cohete” para pilotos muy expertos y bien consolidados.
La 18 es solo apta para los pilotos más racing y pro. Y no demasiado pesados
Recientemente ha salido la GTR 22, por la relación de carga alar creo que esa sería mi talla para volar a pie (unos 140kg) equiparable a volar la 24 con el Paratrike.

Conclusión
Lo que más me gusta de la GTR es que te ofrece diversión a raudales, mantiene el espíritu lúdico por sobre todas las cosas. Esta vela es rápida, sólida y con un giro súper cerrado ideal para Slalom y freestyle. Pero resulta que es mucho más polivalente de lo que parece, según la talla y la carga con que la volemos. Buen rendimiento y despegue fácil hacen que la GTR sea interesante no solo para pilotos de Slalom, muchos aventureros, ruteros y pilotos recreativos encontrarán en la GTR una buena vela para sus vuelos con un estilo y la personalidad impactante de Paramania.

Gama de colores Paramania GTR Colores ITV Boxer

Test realizado por Daniel Crespo,
Daniel es piloto y competidor en Parapente y Paramotor.

Publicado: 20 de noviembre, 2012.

Todos los contenidos publicados en Ojovolador.com, ya sean textos o imágenes,
pertenecen a Ojovolador.com y su copia y reproducción en cualquier otro medio (prensa, web, foros, etc.)
está prohibida, salvo autorización expresa de Ojovolador.com e incluyendo los créditos
y enlaces correspondientes a Ojovolador.com (contáctanos por email).

© Ojovolador 2002-2012 Todos los derechos reservados.
Por favor respeta los derechos de propiedad intelectual de nuestro trabajo.

Ojovolador.com, Pedro Bernardo, Ávila, 05470, España. Tel. +34 920387413