Es mejor estar en el suelo deseando estar en el cielo, que estar en el cielo deseando estar en el suelo.