Volar no es peligroso; estrellarse es peligroso.