A los pilotos no les da ninguna alegrķa especial caminar. A los pilotos les gusta volar. (Neil Armstrong).